Valencia ha sido elegida Capital Europea del Deporte para el año 2011 por ACES (Asociación de Capitales Europeas del Deporte) y es fácil ver por qué tan sólo con echar un vistazo por la ciudad. Los residentes de la ciudad parecen hacer todo el deporte que pueden – en realidad esto podría decirse de los españoles en general, que pueden sentirse orgullosos de tener muchos campeones del mundo en un amplio abanico de deportes – pero parece que cada rincón de Valencia es un circuito internacional de algún tipo.

Sin embargo, no son sólo los deportes de masas e internacionales que alberga Valencia los que le han dado este prestigioso título, sino también la atención dada a los deportes a nivel más local, ya que en la ciudad de Valencia hay más de un centener de instalaciones deportivas. Mientras que algunas de estas, como el moderno puerto y la Ciudad de las Artes y las Ciencias son emplazamientos magníficos para eventos deportivos como el Open 500 de tenis (que se celebra este año del 29 de octubre al 6 de noviembre) hay también muchos espacios, como centros deportivos, campos de fútbol y piscinas, que permiten a todo el mundo disfrutar de su hobby saludable favorito. Las opciones al aire libre, como la playa de la Malvarrosa y los Jardines del Túria, son especialmente atractivos y durante las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde, cuando hace más fresco, son un punto de encuentro para corredores, ciclistas o patinadores; sea cual sea el deporte, los valencianos lo practican, y tienen la suerte de disponer de las instalaciones y el clima para estar en el exterior y activos durante todo el año.

Además, la ciudad tiene escuelas deportivas municipales, donde más de 10.000 niños valencianos aprenden y practican una gran variedad de deportes, y según el Ayuntamiento de Valencia “la ciudad tiene más carreras públicas al año que ningún otro lugar del mundo”. Gracias a todo esto, tanto los ciudadanos como los visitantes pueden disfrutar practicando su deporte favorito y mejorar al mismo tiempo su calidad de vida.

Además, Valencia ha aprendido a adaptarse a los gustos de cada uno. Los espectadores y aficionados al deporte pueden disfrutar de la emoción del Campeonato de Europa de Fórmula 1 en el circuito urbano situado en el puerto de la ciudad, que albergó también la 32nd America’s Cup, o acudir a Mestalla para apoyar al Valencia en su lucha por la Champions League y la liga española. Si usted prefiere un deporte algo más lento, aproveche una de las muchas clases de pilates o ejercicios en alguno de los intimos gimnasios de Valencia. El Roma Health Club, en el centro, por ejemplo, tiene una amplia lista de clases semanales y gracias a su acercamiento personal a las necesidades de ejercicio de cada uno, recibirá el 100% de la atención del instructor, al contrario de lo que sucede en muchas cadenas de gimnasios. Para bajar aún más el ritmo, en Roma hay incluso un spa, ideal para relajar los cansados músculos de cualquier valenciano.

Gracias al tamaño de la ciudad, relativamente pequeño, es posible ir andando a todas partes, pero si quiere ir algo más deprisa, ¿por qué no prueba el servicio Valenbisi, creado por el ayuntamiento local el año pasado? Es como tener un bonobus para ir en bicicleta. Puede coger una de cualquier puesto de los centenares que hay en la ciudad y aprovechar al máximo el carril bici. Incluso es posible esquivar el tráfico, utilizando el trayecto de 9km a través del antiguo cauce del Túria.

Con todo esto, el deporte es una parte de Valencia que es difícil perderse, ya sea porque vive aquí o se encuentre un fin de semana visitando la ciudad. No importa que usted sea espectador o participante, en Valencia no se excluye a nadie ni se le tilda de estar contra el deporte, permitiendo que todos los grupos de deportistas y amantes del ejercicio vivan en armonía.

Página web Turismo en España.

Propiedades en Valencia con buenas conexiones para la práctica del deporte