Sí, es verdad. El Toyota Camatte no es para adultos, sino para niños. A pesar de que este “concept car” no es exactamente un coche eléctrico a pequeña escala como suele ser habitual, sino algo muy parecido a los de verdad, con salpicadero, asientos reclinables y demás, para Toyota es más un juguete. Diseñado para enseñar a los jóvenes los placeres y virtudes de la conducción, se presentará en el Tokyo Toy Show, la feria de juguetes de Tokio, en vez de en el Tokyo Motor Show, donde se presentan los coches “grandes”.

Preocupados quizá por el hecho de que los coches ya no sean los objetos de ensueño que una vez fueron, y por los estudios recientes que afirman que los adolescentes de hoy en día los han sustituido por ordenadores, smartphones y el acceso a internet en su lista de prioridades, el mayor fabricante de coches del mundo ha decidido presentar la conducción a una audiencia más joven para intentar infundir de nuevo el entusiasmo por el mundo del motor que tenían las generaciones anteriores.

Hecho a partir de plásticos de excepcional resistencia y durabilidad, el Toyota Camatte es también fácil de mantener y personalizar, pero sus creadores se han apresurado a afirmar que las carreteras no se van a ver inundadas por niños al volante. Considerado completamente como “concept car” por el momento, Toyota afirma que si alguna vez el Camatte llega a fabricarse será utilizado exclusivamente en lugares muy concretos como pistas de karts, y no en la carretera.

Sabiendo esto, ahora podrá admirar el aspecto extravagante y divertido de este pequeño vehículo, que viene en dos versiones distintas. Mientras que el Camatte Daichi ofrece la robustez de un mini-todoterreno, el Camatte Sora es un monísimo mini-car de estilo retro que sin duda tendría una legión de seguidores si se lanzara como un coche urbano normal, pero que perfectamente puede ser también lo que presente el placer de conducir a una nueva generación.

Video del Toyota Camatte en el Tokyo Toy Show de 2012