Prestigio internacional para el Pop Art de Toni SánchezToni Sánchez, artista nacido en Valencia, no desembocó en el arte de buenas a primeras. Al contrario,  sus primeros intereses se inclinaron hacia los estudios de Derecho, carrera que abandonó por unos conocimientos más cercanos a su sensibilidad, como son los de diseño gráfico en la Escuela de Artes y Oficios de Valencia, con una aplicación eminentemente práctica en el campo publicitario. Para Sánchez, la relación entre diseño y arte confluye en su derivación comercial: “En mi opinión, el diseño es la parte comercial del arte, especialmente si hablamos del arte pop. Muchos diseños, auténticos iconos comerciales, se han convertido en cotizadas obras de arte”.

Posteriormente, Toni Sánchez viaja a Estados Unidos, donde desempeña varios trabajos que le llevan a implicarse en distintas industrias, como es el caso de la discográfica. Es durante su estancia en este país donde conoce el Pop Art, estilo artístico que le seduce, en particular, por el trabajo de dos referentes como Andy Warhol o Roy Lichtenstein. “Lo que me atrae del arte Pop es su esencia popular”, señala Sánchez, “alcanza un amplio espectro social, y como en el caso del rock, está presente en nuestras vidas desde hace más de 50 años, a través de anuncios o de productos de consumo”.  El Pop art goza hoy todavía de las simpatías del gran público, y prueba de ello son las exposiciones previstas en 2014 en museos como Thyssen o Tate Modern. Esta atemporalidad la atribuye Sánchez a su carácter “accesible, alegre, colorista y comunicativo”. Toni Sánchez encuentra analogías, cómo no, en la música: “Es como los temas de Elvis, los Rolling o Beatles, siempre gustarán porque transmiten sensación de bienestar. No verás a un estudiante con la carpeta forrada de fotos de “Saturno devorando a sus hijos”, pero en cambio, puedes ver gente joven con camisetas con obras estampadas de Warhol o Lichtenstein”.

Exposición de obras de Toni SánchezSánchez comienza a desarrollar su trabajo en el Pop art, especializando su arte en la conocida como técnica de puntos Ben-Day, creada por el ilustrador e impresor Benjamin Henry Day en 1879 y que consiste en transferir color mediante la unión de pequeños puntos a un papel. Esta técnica se instalaría de manera masiva en la industria gráfica durante los  años cincuenta y sesenta a través de la publicación de las historietas o comic-books, impresos sobre papel de pulpa. Como curiosidad, cabe destacar que el término “género pulp”, que abarca distintas tipologías de ficción, desde las historias de detectives a la ciencia ficción, y caracterizada por una encuadernación barata y un rápido consumo, es consecuencia del empleo de este tipo de papel para su impresión. En el Pop Art, se trata de reproducir a gran escala los 300 puntos por pulgada con los que se imprime tradicionalmente en offset. En opinión de Sánchez, la mayor dificultad de trabajar esta técnica es determinar el diámetro correcto del punto según la imagen. “Se trata de evitar el agobio por exceso de punto, pero al mismo tiempo, y al contrario, no caer en un vacío por defecto”. Otro hándicap reside en escoger el ángulo correcto, “de modo que mediante superposiciones de colores, desplazamientos y combinaciones geométricas, conseguir una sensación basada en varios colores, sin llegar nunca a mezclarlos”, apunta Sánchez.

Retomando la trayectoria artística del artista valenciano, debemos destacar, en su vuelta a Valencia, su participación en tareas de diseño y decoración para varios equipos participantes en la Americas’s Cup de vela. El Pop Art de Toni Sánchez se ha expuesto recientemente tanto en tierras valencianas (galería Inmoart, Moraira) como en el extranjero, caso de su muestra en la galería berlinesa Next Estate. El testigo de esta exposición ha sido recogido por el espacio neoyorquino DTR Modern Galleries, que expone en la actualidad la obra del pintor valenciano, junto a la de otros referentes internacionales en el mundo del arte. Toni Sánchez mantiene obras en la galería de Londres M1 Fine Art, ciudad a la que casi con total seguridad volverá con motivo de la Chelsea Art Fair.