3 millones de euros por vehículo. Ese es el precio de la serie “Sergio” (limitada a apenas seis unidades), el homenaje de Ferrari al mítico diseñador de coches Sergio Pininfarina (Turín, 1926). Inspirado en los coches de carreras de la década de los 60, el concept car “Sergio”, parte del modelo 450 Spider, del cual hereda parte de la mecánica, como un motor V8 de 570 CV con cambio secuencial de siete marchas que alcanza una velocidad punta de 320 km/hora (de 0 a 100 km/hora en un tiempo de 3,4 segundos).

En el apartado de aerodinámica, el Ferrari Sergio consigue unos resultados un 5% superior al 450 Spider, teniendo en cuenta la decisión de eliminar el parabrisas. Un curioso detalle es la presencia, en los paneles interiores de las puertas de piloto y co-piloto, de sendos cascos que pueden ser customizados en los colores de la carrocería. En cuanto al resto del interior, el modelo “Sergio” toma prestado buena parte de la instrumentación, volante y consola central de otros modelos de la firma deportiva italiana.