Copa Mundial de la FIFAEn apenas unas horas arrancará de manera oficial la Copa Mundial de Fútbol que en esta ocasión se traslada a tierras brasileñas. Se trata, por tanto, de la segunda vez que el Mundial se disputa en el país carioca, un hecho que, sin duda, traerá amargos recuerdos a los hinchas brasileños, ya que en la otra edición disputada en su país tuvo lugar el archiconocido Maracanazo, es decir, la imprevista derrota ante Uruguay de la fabulosa selección brasileira comandada por Jair, Ademir o Chico. Los goles de Schiaffino y Ghiggia silenciaron el enorme estadio de Maracaná y sumieron al país anfitrión en llanto y crujir de dientes. Sin duda, esta espina es la que tratará de quitarse de encima el combinado brasileño que acude a este Mundial con el astro Neymar en cabeza, tras una primera e irregular temporada en el FC Barcelona.

Para la selección española el reto es también mayúsculo. España deberá defender la corona, brillantemente alcanzada en Sudáfrica ante Holanda, gracias al imborrable gol de Iniesta en tiempo de descuento, Mundial de Brasilasí como tratar de convertirse en el primer combinado europeo que logra alzarse con la Copa Mundial de la FIFA en tierras americanas. Para intentar repetir la hazaña, el entrenador español Vicente del Bosque ha confiado en el mismo bloque que levantara el trofeo cuatro años antes. La columna vertebral continúa siendo de gran garantía, aunque es evidente que los años no pasan en balde. Casillas en portería, Ramos y Piqué en defensa, Busquets y Xavi Alonso en la media, acompañados por Xavi e Iniesta, conformarán el pasillo de seguridad del preparador salmantino. Delante, los goles serán tarea de los canarios Pedro y  Silva (campeón de la liga inglesa con el Manchester City), del fiable Villa, máximo goleador histórico del equipo español y del irregular Torres.  Sin duda alguna, la incorporación más comentada ha sido la del delantero del Atlético de Madrid, Diego Costa, que ha superado sus problemas físicos y finalmente forma parte de La Roja. Su condición de brasileño nacionalizado, sin duda dará picante a su paso por el Mundial.

Para conseguir de nuevo el preciado trofeo, España deberá superar a poderosos rivales, comenzando por su último contrincante: una selección holandesa que de la mano de Van Gaal buscará la revancha. Argentina, con el mejor jugador del mundo, Lionel Messi, en sus filas, a buen seguro será un rival complicadísimo para los españoles en caso de cruzarse sus caminos. Alemania busca refrendar el talento de su joven generación, pese a la inesperada baja de Reus, con una final mundialista que subraye el prestigio de los títulos cosechados por dos clubes como Bayern de Munich y Borussia Dortmund. Otras dos potencias buscan reencontrarse con un pasado victorioso: Italia parece haber abandonado definitivamente las cadenas del catenaccio que tantos éxitos le otorgó, mientras que Francia necesita encontrar un referente más regular que el alicaído Benzema, a falta, finalmente, del explosivo Ribery. El rendimiento de la Italia de Capello a día de hoy continúa siendo un misterio, mientras que Portugal depende en demasía de Cristiano Ronaldo.

Victoria Selección Española del Mundial 2010Otras selecciones acuden de tapadas buscando dar la sorpresa. Una de ellas es, sin lugar a dudas, Uruguay, con una dupla atacante que infunde pavor en las defensas con tan sólo nombrarla: Luis Suárez (Liverpool) y Cavani (Paris Saint Germain). Chile y su intensidad física supondrán un serio problema para los españoles y cualquier equipo que se cruce en su camino. Por último, Bélgica confía en una generación repleta de talento, a la que tal vez todavía le falta un hervor. Los Courtuois, Witsel, Hazard o Lukaku no han competido nunca al máximo nivel desde su selección.