El Rorcual ComúnNo resulta extraño, durante los meses de verano, el avistamiento del rorcual común en distintos puntos de la Costa Blanca, durante su trayecto desde el mar de Liguria al Estrecho de Gibraltar. A finales del mes de julio, y como excelente ejemplo, un ejemplar de rorcual común, acompañado de delfines rayados, se dejó ver en el cabo de San Antonio, junto al litoral de la localidad alicantina de Jávea.

Este acercamiento (las aguas del cabo gozan de gran profundidad por lo que estas ballenas se sienten más protegidas), puede ser fruto de las corrientes marinas o de pequeños despistes producto del tráfico marítimo.

El rorcual común es la segunda mayor especie de cetáceo tras la ballena azul, y se encuentra en los principales océanos de nuestro planeta. De gran longevidad, pueden alcanzar las 70 toneladas de peso y su tamaño ronda los 20 metros de longitud, aunque se han catalogado ejemplaros de 27 metros. El rorcual común se alimenta de krill, pequeños peces y crustáceos, para lo que abre las mandíbulas y traga en cada acometida unos 70 metros cúbicos de agua. Su dieta alcanza los 1.800 kg. de comida al día. En la actualidad está catalogado como especie en extinción.