RiurauEl riurau es una estructura singular asociada a la coste este de España y sobre todo a la región de Jávea en la Costa Blanca. Incluso su mismo nombre evoca claramente esta región con la pronunciación de la “r” característica del valenciano.

Esta inusual construcción de exterior, con sus características galerías alargadas con arcos y cubiertas de tejas, se debe a la antigua e intensa producción de pasas de esta región. Cultivadas en el extenso valle y los campos de alrededor, las pasas se amontonaban y se secaban en estos riuraus, que antiguamente salpicaban toda la región y le daban un estilo arquitectónico diferenciado. Seguidamente, se exportaban desde el Puerto de Jávea (Aduanas) hacia varios destinos de todo el mundo.

La uva cultivada en los valles y las colinas se destinaba a la exportación para los nuevos mercados crecientes como Gran Bretaña. Fue un comercio que empezó en el siglo XVIII y tuvo su esplendor en el siglo XIX, sin embargo, empezó a decrecer gradualmente durante el siglo XX. Mientras que los labradores se construían pequeñas casas para pasar el verano en ellas, dejaban secar la uva cultivaban, que se transformaba en pasa en los riuraus, diseñados y construidos específicamente para este fin. Los riuraus son unas estructuras alargadas que contienen un cobertizo cerrado y una alargada galería cubierta, cuya sucesión de arcos permitía la combinación del cálido verano con la salada brisa marina.

vista de cerca de un riurauAmontonadas en capas, bien aireadas y a resguardo de la lluvia y los demás elementos, se preparaban las pasas para su exportación dentro del riurau, el lugar donde se convertían de uva moscatel a pasa. El siguiente paso era su empaquetado y luego su expedición, de manera que esta construcción de diseño práctico y único, que anteriormente dominaba los campos de la región, desempeñaba una función vital en el comercio que le dio fama y prosperidad a esta zona.

El riurau se concebió con una finalidad práctica y, por tanto, refleja el ingenio de los pueblos de esta región. Diseñadas sin la ayuda de ningún arquitecto famoso, estas estructuras proporcionaban la solución perfecta a una necesidad: que las pasas se secaran en unas condiciones óptimas.

Con la desaparición de la producción de pasas, muchos riuraus se dejaron de utilizar y desgraciadamente se han perdido muchos. Para evitar más pérdidas, se ha hecho un gran esfuerzo últimamente para protegerlos como distintivo del patrimonio cultural e histórico de la región y los riuraus que quedan hoy en día no solo están protegidos, sino que por lo general se restauran y se mantienen en impecables condiciones.

Estas icónicas construcciones todavía se pueden encontrar en las zonas rurales de los alrededores de Jávea, aunque muchos de ellos aun son propiedad privada. Uno de los riuraus más bonitos se encuentra en la elegante Cuesta de San Antonio, una lujosa casa en un pequeña propiedad privada cerca del puerto de Jávea. No obstante, el más accesible de todos es el Riurau dels Català d’Arnauda. Originariamente situado en la zona de Roig, fue trasladado en 2009 para evitar su destrucción y ahora goza de una excelente ubicación en el distrito de La Marina, donde se puede apreciar como ejemplo clásico de la arquitectura rural mediterránea.