Como diseñador de campos de golf tanto en España como en el extranjero, Pepe Gancedo es famoso por su considerado y respetuoso enfoque en el diseño.

El campo de golf de ForessosActualmente, la mayoría de diseñadores de campos de golf parece que se guíen por un patrón similar, siendo el diseño de sus campos relativamente homogéneo. Por una parte es muy interesante y entretenido el intentar descubrir los particulares detalles que delatan al autor de un campo; ya sea en América, España o Tailandia. El problema de un diseño genérico y homogéneo es que suele ignorar el entorno cultural y natural de cada lugar, convirtiéndolo, a la larga, en algo más bien carente de personalidad propia y predecible.

Hasta que llega Pepe Gancedo, pensativo malagueño que huye de los egos demasiado grandes y estilos propios e intransferibles. Al contrario que muchos, Gancedo estudia primero en profundidad el terreno y sus alrededores. Es después de esto que se sienta a diseñar el concepto específico para cada campo. “Mientras estoy recorriendo la zona donde se va a construir el campo, voy tomando notas de todas las características, sumándolas a los deseos del cliente y, gradualmente, un concepto se va dibujando en mi cabeza.” Posteriormente lo traslada al papel, desarrollando y definiendo su idea hasta concebir un diseño único e individual.

Foressos – una creación de Pepe GancedoGancedo es famoso por su habilidad para seguir creando nuevos y frescos conceptos, al igual que por tener un enfoque muy local y específico de cada campo. “No creo que sea bueno cambiar y alterar el terreno de una manera excesiva sólo por el hecho de que tengamos la capacidad técnica de poder hacerlo. Desde mi punto de vista resulta costoso económicamente hablando y también perjudica el hábitat natural colindante al campo. Pienso que algunos diseñadores pecan por pereza. Como resultado acaban imponiendo su idea en lugar de invertir el tiempo necesario en estudiar la zona para así adaptar su diseño a cada campo y no a la inversa.”

Eso es exactamente lo que ha hecho con Foressos Golf, cerca de Valencia, creando un campo de 18 hoyos diseñado expresamente para el disfrute del juego. “Supongo que se le podría llamar el campo del jugador,” comenta Gancedo. Su inteligente diseño y el cuidado de hasta el más mínimo detalle hacen que el campo resulte a la par desafiante para los más expertos y accesible a los amateurs. “Para hacerlo bien es necesario trabajar a varios niveles; por un lado diseñar el campo desde el punto de vista del jugador, por otro tener en cuenta el hábitat natural donde va a ser emplazado y, por último, no olvidarse de las necesidades de los clientes, aquellos que van a dirigir y administrar el club de golf.”

Los llamativos diseños de Pepe GancedoForessos ha sido concebido para que le resulte atractivo a un máximo de jugadores al mismo tiempo que induce un mínimo impacto medio ambiental. Igualmente importante son factores como el mantenimiento, costes y frecuencia de juego. “En clubs muy populares, el intervalo entre el primer hoyo  llega a ser incluso de menos de 15 minutos, así que es importante diseñar un campo que pueda mantener tal ritmo y cuyos costes sean equilibrados.” Un diseñador que tiene en mente todos los diferentes factores aplicándolos con inteligencia y delicadeza debe ser considerado como uno de los mejores.