Exposición de arte publicitario BancajaTodos sabemos lo que es el “arte” publicitario, aunque hoy en día se expresa mayoritariamente en forma de vídeos, anuncios de televisión, vallas y revistas. Las fotos, los gráficos diseñados por ordenador y las imágenes en movimiento dominan un mundo repleto de atractivos eslóganes y estridentes mensajes diseñados para captar nuestra atención… nos guste o no.

Es más, la publicidad de hoy en día se considera muy a menudo como una especie de amenaza que invade nuestra intimidad, con lo que son fragmentos sonoros del nuevo mundo. Pero una vez hubo un tiempo en el que la publicidad confió en el arte para transmitir su mensaje. De hecho, en sus primeros días la publicidad era todo un arte en si misma.

Hace tiempo, aquellos que captaban la atención de la gente no eran los que más gritaban, sino los que creaban diseños atractivos para los sentidos y ofrecían un mensaje subliminal, a menudo envuelto en bonitas ilustraciones. Hablamos de los pósters, las pancartas y el material gráfico de las revistas de principios del siglo XX, durante la época dorada del modernismo.

El origen del arte publicitario

Póster Chat NoirAfortunadamente, muchos trabajos de este tipo siguen adornando el interior de cafeterías, restaurantes y viviendas, pero algunos de los mejores ejemplos de material gráfico publicitario pueden también ser admirados desde cerca en el centro cultural de la Fundación Bancaja en Valencia. Situado en la bonita plaza de Tetuán, en la parte este del centro de la ciudad, el museo es un refugio de actividad cultural.

A pocos pasos de los lugares más famosos del centro  de Valencia, el centro cultural está rodeado de parques, bonitos edificios históricos y situado en una preciosa plaza, con un elegante café. En otras palabras, se trata del lugar perfecto para escapar del bullicio de la ciudad durante un rato y sumergirse en las tranquilas salas del museo.

Esta exposición, de nombre 1900: el origen del arte publicitario, se centra en la evolución del arte publicitario desde sus primeros años experimentales a su crecimiento como una exitosa forma de comunicación comercial, análisis social y arte. Los bonitos dibujos, grabados y pinturas ilustrados que toman forma en estos pósters originales del siglo XIX y principios del XX evocan visiones de una Europa elegante y las exóticas partes tropicales del mundo, igual que componen los primeros intentos en la creación de marcas.

Póster de Francisco de Cidón de la Perfumería Ladivfer, 1903A pesar de que a menudo se ha asociado con Francia, el alma del modernismo en aquella época, le exposición muestra que varios artistas de Bélgica, Eslovaquia, Alemania, Italia, Gran Bretaña, Estados Unidos y España contribuyeron enormemente a esta nueva forma de arte. Por ello, además de Toulouse – Lautrec, también encontrará en las paredes de la fundación el genio creativo de Alphonse Mucha, Steinlen, Parrish, Ramón Casas, Rusiñol y Riquer.

Esté interesado en los primeros pasos de la publicidad o le gusten las disposiciones románticas, deje que estos maestros le conduzcan a un tiempo pasado. Sin duda, le encantará. La exposición estará hasta el 26 de agosto, así que hay tiempo de sobra para verla, pero asegúrese de no perdérsela porque ésta es una de las colecciones de arte más bonitas que verá jamás.