Inspirado en el diseño escandinavo, el nuevo Concept Coupé de Volvo es el primero de tres concept cars que adelantarán las líneas de los futuros automóviles de la firma sueca basadas en el nuevo modelo de diseño Scalable Product Architecture (SPA), auspiciada por el nuevo vicepresidente senior del área de diseño de Volvo, Thomas Ingenlath. Estos patrones de diseño tendrán continuidad, pese a que se tratará de un modelo de coche completamente alejado del Concept Coupé presentado, en el futuro XC90 que será presentado el próximo año. Según el propio Ingenlath, las formas de este prototipo pretenden “añadir valor emocional a la belleza intrínseca del diseño escandinavo”.

El impacto visual del prototipo se aprecia de una manera más clara en las vistas laterales, gracias a la mayor distancia entre el salpicadero y el eje delantero. Un elegante arco se extiende a lo largo de la línea de cintura del automóvil. Unas formas que recuerdan a los potentes muscle-car estadounidenses. El morro del concept car ha sufrido un completo rediseño, incluyendo la característica parrilla delantera de la firma sueca, que todavía se encuentra en proceso de adaptación. Esta parrilla está flanqueada por los nuevos faros de circulación diurna en forma de T.

Este nuevo concept car no renuncia a la rica herencia de los antiguos modelos de la marca, y en su diseño puede apreciarse la inclusión de algún elemento procedente del icónico modelo P1800 de 1960. Se trata, en palabras de Ingenlath, de “un vínculo sutil que ancla el prototipo a la identidad de Volvo”.

El refinamiento exterior continúa al pasar al interior del habitáculo, gracias a las inserciones en madera envejecida, el panel de cuero   donde se aloja la instrumentación o a las alfombras tejidas en azul oscuro.Para Robin Page, máximo responsable de Diseño Interior de Volvo, es una muestra de “la manera en que vamos a hacer que los clientes de Volvo se sientan verdaderamente especiales”. Volvo quiere que este nuevo modelo suponga un cambio drástico en la experiencia de usuario del conductor, comenzando por la interrelación entre el display digital adaptado, la gran pantalla táctil integrada en el salpicadero y un segundo display situado delante del conductor.

En el concepto Scalable Product Architecture se encuentra el primer paso para la conducción completamente autónoma. Los primeros avances en la dirección en áreas de la prevención de accidentes se introducirán en 2014 y Volvo espera tener rodando coches “inteligentes” en el año 2020.