La firma británica de automóviles de lujo Jaguar se sumará en un futuro próximo a la moda de los todocaminos (SUV en sus siglas en inglés) gracias al prototipo C-X17, que será presentado al público en la nueva edición del Salón del automóvil de Frankfurt.

Se trata de una nueva apuesta en el cambio de estrategia de Jaguar, uno de cuyos ejemplos más recientes radicó en el lanzamiento de modelos con carrocería familiar. En el caso del todocamino de la marca británica, la principal novedad es el empleo de la nueva plataforma de aluminio IQ(AI), sobre la que se construirán los restantes modelos de la firma.

Entre las principales aportaciones del C-X17 destaca la tecnología Torque Vectoring, que utiliza de forma inteligente el sistema de frenado del vehículo para aumentar el agarre, los faros antiniebla de cristal esmerilado, llantas de aleación de 23 pulgadas, una remozada parrilla o un mando giratorio, situado en la palanca de cambios, que se eleva permitiendo al conductor alternar entre tres modos distintos de conducción.

El interior está configurado para cuatro ocupantes, aunque el fondo del maletero esconde dos asientos adicionales. Como es de esperar, los acabados gozan de la máxima calidad, y en el equipamiento del nuevo C-X17 aguarda una agradable sorpresa: la conexión de los pasajeros de las plazas traseras con piloto y copiloto mediante una sucesión de pantallas táctiles con conexión wi-fi.