Buenas noticias para todos aquellos que visiten Valencia: la nueva terminal del aeropuerto de la ciudad, que empezó a construirse en 2010, acaba de entrar en servicio.

El proyecto de la T2 de Valencia forma parte del Plan Levante, impulsado por el Ministerio de Fomento a través de Aena para renovar y modernizar las instalaciones aeroportuarias.

Además de este nuevo edificio, la ampliación incorpora también un nuevo aparcamiento, una central eléctrica, un sistema de inspección y tratamiento de equipajes y una red multiservicio y equipamiento.

El edificio tiene una nueva zona de comercio y restauración, 21 mostradores de facturación, uno de ellos para equipajes especiales, y un nuevo control de seguridad. La zona de embarque dispone de cuatro puertas, que conducirán diligentemente a los pasajeros hacia sus respectivos vuelos.

La T2 tiene además una nueva sala de llegadas con cuatro cintas de recogida de equipajes y una superficie total de 26.600m2, distribuidos en cinco plantas.

Además, se ha construido un nuevo aparcamiento de cuatro plantas, frente al edificio de la nueva terminal. La planta baja y parte de la primera se dedican exclusivamente a los vehículos de alquiler de las empresas concesionarias, y las restantes se destinan a uso público. En total, hay 1.689 plazas nuevas, que sumadas a las 1.899 que ya existían hacen un total de más de 3.500 plazas, algo mucho más cercano a la cifra que requiere un aeropuerto con tanto tráfico.

También se ha tenido en cuenta la seguridad a la hora de inspeccionar los equipajes, y por ello se ha dotado a la T2 de un sistema capaz de procesar 2.000 maletas a la hora, con la tecnología adecuada para inspeccionar completamente todas las que llegan a esta importante zona del aeropuerto. Debido a que la seguridad es la prioridad absoluta, se han sometido a un riguroso control los accesos, aparcamientos, facturación, tratamiento e inspección de equipajes, filtros de seguridad, embarque, recogida de equipajes y controles de pasaportes e inspección aduanera.

El edificio comenzó a operar sin hacer ruido, pero seguro que en poco tiempo todos aquellos que lleguen a Valencia notarán los beneficios de esta nueva terminal.

Fotos de www.aena.es