Morten Georgsen, producto de la famosa tradición del diseño “made in Dinamarca”, trabajaba para la firma danesa especializada en productos audiovisuales Bang & Olufsen antes de crear su propio estudio, bautizado como Futhark Design.

Interiores de Morten GeorgsenAparte de producir ideas geniales que se transforman en impresionantes muebles de hogar o jardín, mobiliario de oficina o decoración de tiendas u hoteles, el diseñador aspira a convertir el buen diseño en un lujo accesible a muchos en lugar de sólo a unos pocos privilegiados. Georgsen toma como referencia a iconos escandinavos como Abba o Ikea, que aunque no siempre consiguen la aprobación de la crítica, cuentan con el respaldo generalizado del público.

El enfoque que el diseñador da a la vida refleja su filosofía igualitaria:

“La palabra diseño siempre ha estado envuelta en un halo de esnobismo y elitismo, como si el buen gusto fuera la reserva intelectual de una minoría y el monopolio estético de los artistas. Para ciertas cosas, el aura que envuelve a los diseñadores y arquitectos es buena, ya que lo místico puede resultar de inspiración y animar a las nuevas generaciones a emular a los grandes maestros del pasado, pero al final del día el mobiliario es una necesidad práctica que todo el mundo tiene y, en ese sentido, todos merecemos calidad”, señala el diseñador.

A estas alturas ya debe haber quedado claro que Morten Georgsen no se adhiere a las categorías que preconizan el “diseño-inteligente”, envolviendo su obra en frases pseudo-intelectuales y otorgando un profundo significado sociológico a su proceso creativo.

“Permite a los artistas experimentar con sus sentimientos más profundos y que después nos lo expliquen mientras contemplamos alguna pieza de arte moderno”, dice el diseñador danés.

Según Georgsen, el caso de los diseñadores es diferente al de los artistas ya que los primeros tienen “una función más práctica y terrenal que cumplir”.

No obstante, el famoso diseñador afirma estar de acuerdo con la idea de que “el diseño es donde se unen el arte, la ingeniería, la cultura y la industria”.

Hacer un buen diseño accesible

Villa en El Bosque - ChivaMorten Georgsen fundó Futhark Design porque es un apasionado del diseño y de la manera en que éste puede rodear nuestro entorno e influir en nuestras vidas.

Se ha convertido en un especialista en crear estilo, diseñando colecciones para cadenas como Carrefour y Conforama y a la vez produciendo piezas especiales para marcas italianas y escandinavas, como Bo Concept.

Según el diseñador, “resulta divertido y muy satisfactorio desde el punto de vista creativo hacer series limitadas de piezas para firmas de lujo”, ya que de esa manera “uno sabe que para producir su obra se utilizarán los mejores materiales, lo inevitablemente la hace más hermosa”.

Georgsen opina que “el sentimiento natural que se tiene por el diseño (lo estiloso y lo actual, frente a lo pasajero y las imitaciones),  debe combinarse con el conocimiento de los materiales y de la parte estructural del trabajo.

Según el creador danés, su empresa se ha especializado en crear una selección de looks asequibles, lo que supone “un reto mayor y un logro”.

Luz y espacioCuando trabaja para marcas “de masas” Morten y su equipo tienen que tomar en consideración factores como el hecho de contar con presupuestos más ajustados, el tener que utilizar materiales más baratos, atender siempre a una utilidad práctica y, por encima de todo, que sea un diseño basado en sistemas más económicos y de producción en serie.

“A menudo hay más variables y te implicas más con los factores externos, como los procesos de producción, la logística, el estilo que encaje en un mercado de gustos altamente segmentado y crear una amplia gama de productos a precios muy competitivos”, añade.

Una perspectiva brillante

Sibarita por naturaleza y quizá danés atípico por su carácter sociable, Morten Georgsen se mudó a España hace siete años para seguir trabajando desde su casa recién construida, en la urbanización de El Bosque, cerca de Valencia.

“Diseñé mi casa a partir de la inclinación natural del terreno de manera que mi familia pudiera disfrutar de intimidad y aprovechar al máximo la vida al aire libre que hacemos en España, a la vez teniendo un estudio en la planta baja del inmueble”, explica el creador danés.

En ese espacio trabaja con su equipo de diseñadores internacionales, inspirado por las vistas soleadas sobre el valle y el campo de golf. La empresa, que también tiene sede en Dinamarca y China, emplea a equipos de diseñadores de numerosos países y de todas las edades.

“Las diferentes tradiciones culturales y perspectivas de edad enriquece nuestro trabajo”, señala Georgsen.

La residencia de diseño de un diseñadorSobre el mundo del diseño, explica que se trata de “una industria muy importante donde quizá es demasiado fácil volverse complaciente y repetir continuamente un cierto estilo.

Me gusta mover las cosas y mantenerlas frescas, así que además de explorar nuevos estilos, siempre estamos buscando nuevos materiales con los que trabajar, combinando lo nuevo y lo clásico para inspirar nuevas ideas y crear infinitas combinaciones”.

Después de pasar varios años al sol, el diseñador va a regresar a Dinamarca, aunque tiene previsto mantener bases en Valencia y China.

“Vendo la casa –Rimontgó incluso sacó la propiedad en televisión- y aunque mi residencia principal estará en Dinamarca, conservaré un apartamento en la ciudad. Valencia tiene mucha vida y hay algunas zonas fantásticas, así que seguiré volviendo de forma regular, para conseguir la combinación típicamente española de trabajo y placer.

Hay que afrontarlo: “una vez has disfrutado del sol y de ese estilo de vida, es difícil dejarlo atrás”.

www.futharkdesign.com

Enlace a la villa en venta