La famosa Cúpula de la Sala XX de Barceló en la ONU, GinebraEl pintor mallorquín Miquel Barceló (Felanitx, 1957), ha sido galardonado recientemente con el Premio Nacional de Arte Gráfico, otorgado por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. De este modo, Barceló sucede a Jaume Plensa y acumula en su trayectoria otro nuevo e importante reconocimiento, como ya sucediera en el pasado con galardones como el Premio Nacional de Artes Plásticas (1986) o el Príncipe de Asturias de las Artes (2003).

Barceló entró en contacto con el arte desde muy pequeño, ya que su madre practicaba la pintura y uno de sus abuelos adquiría obras de arte para la pinacoteca familiar, entre las que se encontraban cuadro de reconocidos artistas como Anglada Camarasa. A los 15 años, Barceló entra en l’Escola d’Arts i Oficis de Palma de Mallorca trasladándose dos años después a Barcelona, donde prosigue sus estudios de arte en l’Escola Superior de Belles Arts de Sant Jordi. Durante esos años y a través de viajes a París entra en contacto con el Art Brut y la pintura de Paul Klee, Fontana o Rothko. Poco después vuelve a Palma, donde entra a formar parte del reivindicativo Taller Lunàtic, grupo multidisciplinar de artistas y poetas.

IVAM, ValenciaEn 1977 contacta con la revista “Neón de Suro”, a través de la que conoce al diseñador valenciano Javier Mariscal. Realiza exposiciones en Barcelona, California y Canadá. Ese año realiza su primer trabajo pictórico de gran formato, un  mural para un hotel en Cala Millor. Un año después se traslada de manera definitiva a Barcelona y recibe una gran influencia de pintores como De Kooning, Pollock o Twombly. En el año 1981, tras una etapa en la que realiza obras expresionistas y figurativas, se da a conocer en el ámbito internacional gracias a la Bienal Internacional de Sao Paulo (Brasil). Un año después es el único representante español en Documenta (Kassel) donde coincide con Keith Haring y Jean Michel Basquiat, entre otros.

En 1983 instala su estudio en el barrio de la Bastilla de París, frecuentado por Javier Mariscal. Barceló viaja ese año a Nueva York, ciudad donde conoce a Andy Warhol, de quien realiza un retrato. En 1984 participa en la Bienal de Venecia y en una exposición que reúne en el MoMA de Nueva York a los valores más destacados del panorama artístico internacional. Barceló es el participante más joven. Entre 1986 (año que obtiene el Premio Nacional de Artes Plásticas) y 1987 vive y trabaja a caballo entre Mallorca, Nueva York y París.

En 1988, en compañía de Javier Mariscal, tiene lugar su primer viaje a África, continente que influirá decisivamente en su obra posterior. En 1992, tras presentar en la feria Arco de Madrid sus primeras esculturas, se instala en Mali. Un año después, el realizador Jean-Marie del Moral realiza una película documental sobre las distintas etapas creativas de Barceló, rodada en Mallorca, París y Mali. En 1994, la galería londinense Whitechapel expone una importante retrospectiva que será exhibida posteriormente en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) de la ciudad de Valencia. A esta retrospectiva le sigue, en 1998, una muestra en el Museu d’Art Contemporani de Barcelona que recoge el trabajo artístico realizado por Barceló en los últimos diez años.

Miquel BarcelóEn el año 2002 se presenta el proyecto de reforma de la Capilla del Santísimo de la Catedral de Palma de Mallorca, para el que proyecta un gran mural de material cerámico. Un año después es galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. En 2004 se instala en la Catedral de Palma el mural cerámico con los que se concluye la primera fase de la intervención de Barceló en este edificio, que concluirá de manera definitiva en el año 2006. Un año después, Barceló comienza otro importante proyecto: la decoración de la cúpula de la sala XX del Palacio de Naciones Unidas en la ciudad suiza de Ginebra.

En el año 2009, Barceló participa en solitario bajo pabellón español en la 53ª edición de la Bienal de Venecia. Poco después inicia un nuevo viaje, en esta ocasión, por los alrededores del Himalaya. Un año después, la Obra Social de La Caixa organizará una importante retrospectiva que recoge 25 años de la trayectoria artística de Miquel Barceló y que será expuesta en las instalaciones que esta institución posee en Madrid y Barcelona. También en 2010 se exhibe por primera vez en televisión el documental dirigido por Agustí Torres, “La cúpula de Barceló”, que versa sobre el proceso creativo llevado a cabo por el artista mallorquín en el edificio de las Nacionales Unidas de Ginebra. En 2011 se estrenan dos cintas en las que participa Barceló, dirigidas ambas por Isaki Lacuesta, “El cuaderno de barro” y “Los pasos dobles”, que consigue la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián.

A la entrega del galardón a Miquel Barceló, de quien el jurado ha destacado la “dedicación” y “trayectoria” en la estampa y arte gráfico durante más de 30 años, le seguirá una amplia retrospectiva del autor mallorquín en la sede de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.