Estatua de María Pita en A CoruñaLa plaza de María Pita, también conocida como la Plaza Mayor, es el epicentro de la ciudad de A Coruña y no únicamente porque se encuentre en el centro de su casco antiguo. Esta preciosa y clásica plaza rodeada en tres de sus costados por grandes y elegantes arcadas pertenecientes a unos edificios cara al ayuntamiento, es, sin duda alguna, el corazón simbólico de la región.

La razón de esto es el nombre otorgado a esta elegante plaza, el de la heroína María Pita, una de las personas más famosas de A Coruña. Nacida en 1565 con el nombre de María Mayor Fernández de Cámara y Pita, esta singular mujer se convertiría para siempre en sinónimo de la exitosa defensa de la ciudad ante las fuerzas invasoras del ejército inglés en 1589.

Un año antes, los restos de la legendaria Armada Española regresaban renqueantes de aguas norteñas, derrotados por los brulotes ingleses y las furiosas tempestades antes de dispersarse por los diferentes puertos españoles. Uno de ellos, y de hecho el primero que avistaban los navíos que volvían de la parte oeste de las Islas Británicas, era A Coruña

España temía las represalias de Inglaterra durante este período de vulnerabilidad y, debido a la fundamental posición estratégica del importante puerto de A Coruña, fue este el que recibió la peor parte cuando la Armada Inglesa llegó. Los acontecimientos tuvieron lugar en la primavera de 1589 cuando una flota comandada por Francis Drake fondeó en los puntos más estratégicos de las bahías que rodean la ciudad e hizo desembarcar a un gran número de tropas.

En aquel entonces, la ciudad amurallada que a día de hoy forma el centro histórico de la ciudad de A Coruña, contaba fuera de sus murallas con un núcleo de población frente a la bahía sobre la que se asienta el puerto. Fue aquí donde las tropas británicas desembarcaron encontrando escasa resistencia que les hizo pensar que este sería un rápido asedio. A sabiendas de estar superados en número y peor armados, los locales abandonaron esta zona y reorganizaron sus defensas tras las murallas de ciudad.

El nacimiento de una leyenda

Plaza del Ayuntamiento en A CoruñaTal era la proporción de defensores en número que todo hombre, mujer y niño eran forzados a ayudar en la defensa: los niños eran los asistentes de combate y los enfermeros, las mujeres recargaban los mosquetes y los cañones y los hombres luchaban. En plena batalla, cuando parecía que los ingleses penetraban las defensas, se vio como una joven mujer derribaba a un soldado inglés y al estandarte que éste intentaba levantar.

Esta visión supuso un acto decisivo, ya que María Pita se convertiría en un punto de partida en el cual los exhaustos defensores hallaron una moral y una determinación renovada que les permitió lanzar un contraataque sorprendiendo a los ingleses y poniendo punto final al ataque. Durante los días posteriores, hubo más intentos de penetrar las defensas pero tras esto quedo claro que las tornas habían cambiado. Francis Drake, nada dispuesto a ser atrapado por la inminente llegada de los refuerzos españoles, dio la retirada y embarcó sus tropas de A Coruña.

Con solo 24 años de edad, María Pita se convirtió en el símbolo de la exitosa defensa de la ciudad y durante su más que singular vida se vería agasajada por aristócratas e incluso recompensada por el Rey Felipe II. Su heroica hazaña la catapultaría a una fama que perdura hasta nuestros días y que encuentra su máxima expresión en la grandiosa plaza que lleva su nombre y a la gran estatua que reside en su centro. Un museo dedicado a ella cuenta la historia de la defensa de la ciudad, la vida personal de María Pita y de cómo era vivir en A Coruña en aquella época; hoy día, una vivaz y moderna ciudad en la que historia y tradición se encuentran siempre a la vuelta de la esquina.