Viñedo gallegoNo será ninguna sorpresa para los amantes del vino que Galicia sea una tierra con distintas y fabulosas variedades de vid. A lo largo de este verde rincón al noroeste de España hay cinco importantes denominaciones de vino: Monterrei, Rías Baixas, Ribeira Sacra, Ribeiro y Valdeorras. Aunque no son tan famosas a nivel internacional como Rioja o Ribera del Duero, Galicia, sin embargo, está experimentando un renacimiento de su industria vinícola, gracias en parte a la gran popularidad de los vinos Albariño de la región de las Rías Baixas.

Situada al sur de la preciosa ciudad histórica de Santiago de Compostela, Albariño es el vino blanco más famoso de la región. Afrutado y ligero, se trata del acompañamiento perfecto para el marisco, algo en lo que afortunadamente Galicia también destaca. Otro conocido vino que es popular en toda España es el Ribeiro. Tradicionalmente servido en pequeñas tazas de cerámica, este es conocido por sus aromas frutales y florales, y es el firme favorito entre aquellos que poseen una buena nariz para el vino.

Vinos de las Rías Baixas de GaliciaPor otro lado, no dude en probar el Aguardiente gallego, hecho con los hollejos de la uva, semillas y tallos. Junto a esta formidable bebida los gallegos añaden azúcar, café molido, canela y mondas de limón a una olla de barro que se calienta después para hacer queimada. Servida en pequeñas tazas de cerámica, esta debe beberse con cuidado pues, normalmente, tiene una graduación de entre 37º y 45º.

Lo bueno que tiene Galicia es que es fácil encontrar estas bebidas tradicionales en los bares de la región, a menudo con unos precios muy competitivos y todavía servidos de barril. Los entendidos en vinos, serán siempre bienvenidos a visitar las bodegas y pasar el día conociendo todas las variedades que estas ofrecen.

Así pues, la próxima vez que esté en Galicia, eche un vistazo a algunos de estos vinos finos y, si se siente valiente, tome una taza o dos de la digestiva queimada.