Eduard MiraLos renacentistas eran habitualmente personas del estilo de Leonardo da Vinci, cuyos conocimientos, habilidades y sabiduría excedían enormemente los límites de una sola disciplina. Durante el Renacimiento eran normalmente grandes arquitectos, matemáticos, inventores y filósofos, pero podrían ser también hombres de letras de varios campos diferentes. Eduard Mira es realmente un hombre renacentista, ya que resulta muy complicado encasillarlo en una sola categoría.

Este importante sociólogo valenciano y experto lingüista estudió Geografía e Historia y se hizo doctor en este campo, pero también estudió sociología, economía, ciencias políticas e idiomas europeos. Se convirtió en un verdadero experto en historia moderna, que unido a su conocimiento de la geografía y su casi instintivo entendimiento de los aspectos sociales, políticos y económicos le ha dotado de un profundo entendimiento del pasado que le permite entender perfectamente los procesos que atraviesa el mundo de hoy en día.



Un hombre de letras

Escacs de Mort por Eduard MiraComo resultado, este profesor que ha enseñado en las universidades de Valencia y Alicante, el Colegio de Europa en Brujas y ha sido profesor visitante en el King’s College de Londres, Fitzwilliam College y Gonville and Caius College de Cambridge ha actuado también como experto asesor en muchos ámbitos, desde lingüística y herencia cultural hasta planificación legislativa y urbanística. En este último tema, trabajó como asesor para el Consejo de Europa en asuntos arquitectónicos y urbanos en Ibiza y ciudades históricas como Cracovia y Liubliana. Tiene credenciales suficientes como para escribir un libro, entre ellas conmemoraciones y reconocimientos a su contribución al aprendizaje y la cultura por toda Europa, incluyendo algunos puestos de gran prestigio en Nápoles y Bruselas, donde fue director del Instituto Cervantes.

Más condecorado en Italia que el ex Primer Ministro, Silvio Berlusconi, Eduard Mira puede que sea más conocido en los círculos académicos por su contribución al estudio de las fuerzas sociales, históricas, políticas, económicas y arquitectónicas que han dado forma a la ciudad europea. De hecho, observa grandes virtudes en la cohesión cercana de la ciudad medieval, en la que el centro de la ciudad amasa una mayor densidad para restar presión a sus alrededores. El profesor Mira cree que los encargados de la planificación urbana de hoy en día podrían prestar atención a las lecciones del pasado, en vez de seguir las doctrinas de la planificación moderna actual, basada en la ampliación expansiva, tan ciegamente.

Eduard vive y trabaja junto al puerto de Jávea, a menos de 30 metros de la playa que solía visitar cuando era un niño, y mantiene una fuerte conexión emocional con la ciudad por la que tanto ha luchado para conseguir un proyecto de conservación. Es en esta vivienda, en el antiguo barrio de pescadores, donde sigue escribiendo y continuando su trabajo académico rodeado de libros. “Me encantaría que se instaurara una política de conservación para las localidades costeras como Jávea, al estilo de aquellas que contribuí a crear en ciudades del centro y el este de Europa. Creo que restaurando algunas de las características únicas de lugares como este se crearía un mayor encanto turístico.”

Aprendiendo del pasado

“Durante mis viajes he podido admirar las joyas medievales de la Toscana y Flandes, además de la belleza de ciudades como Cambridge y Heidelberg, que siguen funcionando bien en un contexto moderno, y a menudo señalo la forma en que los neerlandeses controlan su territorio, tan densamente poblado, de forma alternativa a nuestro propio método de desarrollo, tan necesitado de tierra.” Por desgracia no siempre se hace caso a sus consejos, pero sus publicaciones, ya sean académicas o literarias, siempre son recibidas con entusiasmo entre un gran número de personas. ‘De impure natione’ (1986) fue un tomo de gran tamaño, pero influenció a toda una generaciónde pensadores y sigue leyendose hoy en día, mientras que ‘El Mediterráneo, entre Europa y el Islam’ fue el prólogo de la Guerra del Golfo y apareció en los albores de este conflicto histórico.

Más recientemente, Eduard Mira se ha dedicado también a escribir novelas, que de forma inevitable beben de su vasto conocimiento histórico para tejer tramas y crear personajes repletos de vida, imaginación y vitalidad. El pasado cobra vida en las páginas de ‘Les tribulacions d’un espia vell’, publicado en catalán / valenciano en 2006, traducido recientemente a español con el título de ‘El misterioso caso de la peste negra’. Construido alrededor del personaje de Geoffrey Chaucer, un espía y diplomático del siglo XIV conocido sobre todo por ‘Los cuentos de Canterbury’, el libro nos lleva a una Europa devastada por el despiadado genocidio de la Peste Negra, que en poco tiempo exterminó a un tercio de la población del continente.

Respuestas para el futuro

Eduard Mira libroEn un mundo en el filo de la navaja, en el que ya sospecha y las supersticiones han ocupado el lugar del orgullo, el prestigio y la seguridad, Chaucer parte para descubrir el origen de esta plaga que asola a la humanidad. En el libro se desvela si lo consigue o no, pero algunos ya han descubierto ciertos paralelismos entre los eventos que desafiaron tan abiertamente el orden de la existencia en el siglo XV y nuestra propia caída en desgracia hace algunos años. Preguntado acerca de ello, Eduard Mira se muestra evasivo: “la gente debería buscar sus propios mensajes y conclusiones en el libro, o simplemente disfrutarlo como una aventura histórica, pero sí, se podrían hacer algunas comparaciones…”

El alcance y la amplitud de sus conocimientos crean la base de una sabidaría personal altamente desarrollado que ha hecho que Eduard Mira rehuya hablar de las clasificaciones convencionales de alianzas políticas, identificación de clases y gestión económica mucho antes de que la mayoría se diera cuenta siquiera de que existía un problema. ¿Le convierte eso en petulante, autoritario o arrogante? No, quizá una de las características que hace de este intelectual en concreto una persona tan entrañable es que además de ser inteligente es una persona humilde y cercana, y que por encima de todo tiene un sentido de humor y un optimismo que nacen de su pasión por la vida.