Típicas calles de Santiago de CompostelaTodo el mundo conoce la extenuante ruta de peregrinación que culmina en la catedral de Santiago de Compostela, pero esta preciosa ciudad histórica tiene mucho más que ofrecer. Verdaderamente única, la capital de Galicia cuenta con un centro histórico, casi exclusivamente peatonal, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985. Cualquiera que esté familiarizado con los barrios históricos diseminados por la Península Ibérica quedará aún más impresionado con Santiago, ya que posee un atrayente laberinto de estrechas calles adoquinadas y medievales a explorar. Los visitantes que disfruten simplemente deambulando por las calles góticas españolas quedarán sin aliento ante la asombrosa belleza de las numerosas plazas, edificios medievales, monumentos eclesiásticos y pórticos del centro de Santiago.

Pero no espere encontrar una ciudad museo al aire libre muerta y completamente vacía. Santiago de Compostela está viva, y gracias a su gran población universitaria, su centro histórico está repleto de pintorescas tabernas y acogedores restaurantes que ofrecen bebidas y tapas baratas, incluido el plato típico de ‘pulpo a la gallega’. En el corazón del casco antiguo de Santiago, dominando su horizonte, se encuentra la emblemática catedral situada en la Plaza de Obradoiro, donde llegan más de 200.000 peregrinos al año. Alrededor del centro aún es posible ver partes de la antigua muralla y la puerta de entrada principal. Cerca de esta se encuentra la Plaza de Galicia que marca el límite entre la parte antigua y moderna de la ciudad, siendo esta última la zona donde encontrará la mayoría de las tiendas y el ajetreo y bullicio de hoy en día.

Catedral de Santiago de CompostelaAdemás, el Parque Alameda diseñado en el siglo XIX y situado al oeste de la ciudad, ofrece unas fascinantes vistas del casco histórico, mientras proporciona un exuberante refugio de las zonas turísticas y del ruido entre su maravilloso entorno. Otro lugar que vale la pena visitar es Santo Domingo de Bonaval, un parque situado en un antiguo cementerio a solo un paseo del centro. Muy popular entre los habitantes durante los meses de verano, esta cuidada zona verde  parece pertenecer a las páginas de un cuento de hadas infantil gracias a la gran cantidad de setas y fuentes manantiales a lo largo de las amplias zonas de césped y grandes árboles

Es casi imposible describir acertadamente todo lo que Santiago ofrece, por lo que le recomendamos encarecidamente que visite esta fantástica ciudad y vea por sí mismo por qué, año tras año, cientos de miles de visitantes se dejan seducir por su gótico esplendor.