Pulpo gallegoNinguna visita a los frondosos y verdes paisajes gallegos que se precie estará completa sin antes haber probado la deliciosa comida y vinos de esta región. Gracias a la extensa costa con la que cuenta esta comunidad, el marisco tiene gran protagonismo en diferentes menús de ciudades como Santiago de Compostela,A Coruña y Vigo. Es por este motivo que todo visitante debería armarse con un tenedor, un estómago vacío y un gastronómico espíritu aventurero capaz de afrontar esta rica y excitante cocina.

Prueba por ejemplo el plato más emblemático de Galicia, el Polbo á Feira o pulpo a la gallega. Imagina, si quieres, tiernos trozos de pulpo regados con aceite de oliva, pimentón y sal servidos sobre un tradicional y rústico plato de madera. O tal vez prefieras hincar el diente a una empanada gallega, rellena de carne, pescado o verduras antes de ser horneada y servida muy caliente. Por otra parte, los entusiastas del queso verán cómo se les dibuja una sonrisa al paladear uno de los quesos más famosos de la región con forma de seno femenino, dándole así el innovador nombre de Queso de Tetilla.

Lonja gallegaTambién son populares, gracias a su extensa costa, las Vieiras a la Gallega. Una capa de cebolla, perejil y migas de pan recubre a las vieiras que se hornean y se sirven en su propia concha. Es posible que reconozcas estas conchas ya que son las que llevan los peregrinos del Camino de Santiago, es más, en las calles de toda Galicia encontrarás acuarios en los escaparates de los restaurantes con un gran número de cangrejos, langostas y bogavantes. Mejillones, berberechos y navajas también se encuentran entre las delicias que este pueblo amante de la comida degusta.

En lo referente a postres, no olvides dejar espacio a la Tarta de Santiago, una deliciosa tarta hecha de almendras decorada con la Cruz de Santiago espolvoreada con azúcar que te hará la boca agua. Sin duda, con tanta comida te sentirás sediento, así que será importante bajar todas estas delicias con algunos de los vinos locales. Probablemente, Galicia es mayormente conocida por su Albariño, un vino blanco afrutado que se suele acompañar de pescados, pero también puedes degustar un Ribeiro, vino áspero agradable al gusto que se sirve tradicionalmente en pequeños cuencos de porcelana, además, si te sientes lo suficientemente valiente ¿por qué no tomarse un chupito del fuerte Orujo? Esta fuerte bebida alcohólica se extrae de los residuos de la producción del vino (pieles de uva, semillas y tallos).

¿Hemos conseguido que te entre el hambre? ¡Esperamos que sí!