Tres estudios de Lucian Freud de Francis Bacon, subastado en 2008El pasado 12 de noviembre en Nueva York, la firma Christie’s batió el récord con la mayor recaudación vista hasta la fecha en una subasta de arte contemporáneo. Si las previsiones de Christie’s se centraban en superar la cifra de 495 millones de dólares, la noche estelar superó todas las expectativas, con un total de 691 millones de dólares recaudados, y buena culpa de ella lo tuvo un cuadro (mejor dicho, un tríptico): “Tres estudios de Lucian Freud”, una obra firmada por Francis Bacon que fue subastada en 142 millones de dólares (105 millones de euros), adquirida por el galerista William Acquavella en nombre de un misterioso comprador extranjero cuya identidad parece haber trascendido en los últimos días. Al parecer, se trataría de Sheikha Al-Mayassa bint Hamad bin Khalifa Al-Thani, presidenta de la Autoridad de Museos de Catar, hermana del actual emir de este país árabe, quien destina anualmente más de 600 millones de libras (447 millones de euros) a la compra de obras de arte.

En la noche grande de Christie’s en Nueva York, el récord del propio Francis Bacon también se vio superado, ya que se sobrepasaron ampliamente los 64 millones de euros que el multimillonario ruso, dueño del Chelsea F.C., Roman Abramovich, pagó en 2008 por otro tríptico de Bacon, fechado en 1976. “Tres estudios de Lucian Freud” se convirtió de esta forma, en el cuadro más caro jamás subastado, superando a un icono como “El grito”, de Edvard Munch, que se había vendido el pasado año en la misma ciudad de Nueva York por 120 millones de dólares (89 millones de euros).

Balloon Dog Otro de los grandes protagonistas de la subasta de Christie’s fue Jeff Koons, cuya emblemática pieza “Balloon dog” alcanzó el precio de 58 millones de dólares, convirtiendo de esta forma la obra del artista estadounidense en la más cara jamás subastada de un autor vivo. Otros artistas presentes en “la noche mágica” de la sala de subastas con sede en Londres fueron Andy Warhol (50 millones de dólares recaudados), Lucio Fontana (nuevo récord del escultor gracias a la pieza “Concetto spaziale”), Donald Judd (con un nuevo máximo), Willem de Kooning (otro nuevo récord, con 32 millones de dólares recaudados) o Christopher Wool, que con “Apocalypse Now”, un lienzo pintado en 1988 estableció su récord personal en 26’5 millones de dólares. Por delante de “Tres estudios de Lucian Freud” tan sólo se encuentran dos obras, ambas traspasadas en venta privada: “El sueño” de Pablo Picasso (116 millones de euros en 2013) y la obra líder indiscutible en la lista de los best-sellers del arte: “Los jugadores de cartas”, de Paul Cezanne, vendida en 2012 por la prodigiosa cifra de 191 millones de euros.