El Mediterráneo es uno de los grandes atractivos de Jávea, pero es bajo su superficie donde se esconde una actividad, el buceo, que ha convertido esta localidad de la Costa Blanca alicantina en uno de los destinos favoritos en España para los amantes de esta práctica deportiva.

Los 25 km de costa que envuelven Jávea albergan una joya como es la reserva Marina del Cap de Sant Antoni, así como otros puntos de interés para los amantes del buceo como Calablanca, Cap Prim, la bahía de Portitxol, Cap Negre, Cap de la Nau, illa del Descobridor o la Granadella, todos ellos caracterizados por la alta calidad y transparencia de sus aguas que convierten a Jávea en foco de atención para otros ámbitos como la fotografía submarina o la biología marina. Además, no podemos olvidar que a apenas 500 metros de la costa es posible admirar delfines mulares o avistar rorcuales comunes que pasan junto a Jávea en su tránsito del mar de Liguria al estrecho de Gibraltar.

Flora y fauna de las aguas de Jávea, Costa Blanca

Jávea goza de unas condiciones climáticas envidiables para la práctica del buceo ya que durante el invierno sus aguas nunca bajan de los 13 grados de temperatura, mientras que en verano alcanzan los 26 grados. Sus fondos rocosos albergan una amplia variedad de hábitats que pueden ser explorados sumergiéndose a distintas profundidades. Empleando tan sólo gafas de buceo, tubo y aletas se pueden realizar inmersiones de hasta dos metros de profundidad (esnórquel) en las que ya podemos apreciar erizos, sargos, llisas, llobarros o lubinas, entre otras especies. Con el uso de botella podemos avanzar hasta inmersiones de 18 metros de profundidad, en las que comienzan a aparecer el erizo violeta, la estrella común y estrella de mar roja. En mayores profundidades, a 30 metros bajo la superficie, podemos encontrar morenas, congrios, pargo, meros, dentón, langostas y bogavantes. Los deportistas más expertos, especializados en buceo técnico (inmersiones de más de 40 metros de profundidad), tienen la gran suerte de disfrutar en la costa de Jávea de pecios como el Vaporet, el mercante Casquet o El Danés, un navío hundido de más de 100 metros de eslora. Todos ellos proporcionan recorridos de gran interés que pueden ser combinados con las visitas a los distintos túneles y grutas que salpican las 22 zonas de buceo situadas a lo largo de la costa de Jávea.

Disfrutar de las cristalinas aguas del Mediterráneo en Jávea

El buceo es un deporte y también una estupenda actividad recreativa en familia, ya que puede ser practicado por niños desde los 10 años. Sea cual sea la edad de los practicantes, todos ellos deben respetar algunas normas esenciales que garantizan el cuidado de las aguas y de las especies de flora y fauna para las que el litoral de Jávea es su hogar. El buceador es siempre un visitante privilegiado que debe pasar lo más desapercibido posible durante su estancia bajo el mar. Sólo de este modo el buceo continuará siendo una práctica deportiva sostenible mientras que el fondo marino de Jávea conserva todo su atractivo para las generaciones venideras.